¡capital social!

La  noción de "capital social" es una forma de responder a uno de los más decisivos mitos fundadores de la civilización moderna, el de que la sociedad es un conjunto de individuos independientes, cada uno actuando para alcanzar objetivos a los que llegan independientemente unos de los otros.

 

En su estrategia, miB integra una noción de capital social que presupone que los individuos no actúan independientemente, que sus objetivos no son establecidos de manera aislada y que su comportamiento ni siempre es estrictamente egoísta. Así, se asume que los vínculos sociales deben ser encarados como recursos, como activos de capital, que los individuos y las organizaciones pueden y deben explorar. El capital social es, en este sentido, productivo, ya que ello torna posible que se alcancen objetivos que de otra forma nunca se alcanzarían.